¿Por qué una rutina de cuadra?

En la cuadra hay que realizar una serie de trabajos diarios para conseguir que los caballos estén cómodos y bien atendidos.

En este artículo te damos un ejemplo de rutina de cuadra para que puedas usarlo como guía para tu propia situación personal.

Los caballos son animales que se hacen rápidamente a una costumbres y horarios, por lo que una vez decidas qué rutinas establecer, lo importante no es el horario ni el orden en que elijas hacer las tareas, sino que te mantengas constante al realizarlas día tras día.

Mientras se realiza el trabajo dentro del box, es conveniente atar al caballo. Tanto si la actividad le afecta, para cepillarlo o ensillarlo, como si se trata de limpieza, alimentación, etc., estando atado evitamos que dé golpes, te empuje, se escape o pise el material y las herramientas.

Por lo tanto, lo primero es ponerle la cabezada de cuadra, si no la lleva ya, y atarle con el ronzal a una anilla anclada en la pared.

¿Cómo atar al caballo cuando trabajas en la cuadra?

Idealmente el ronzal tendrá un mosquetón de apertura rápida, o en su defecto el amarre se hará con un sistema de fácil liberación o que se rompa con un tirón.

Así, en caso de que tu caballo se asuste por algo, en lugar de arrancar la anilla de la pared, romper la cabezada y/o hacerse daño (y asustarse aun más), se soltará fácilmente. Es más seguro.

El nudo que se hace para sujetar el ronzal a la anilla es similar a media lazada, con vistas a soltarlo fácilmente con tan solo tirar del cabo. Se llama “nudo de rizo”, apréndelo bien y úsalo siempre para atar a tu caballo a un punto fijo de un modo seguro y fácil de liberar.

Nudo de rizo para atar caballo

Preparación de la cama

Un trabajo que  hay que realizar a diario es el mantenimiento y limpieza de la cama.

Y lo primero que tienes que hacer en este trabajo es elegir el material que vas a usar, en función de su disponibilidad, precio, facilidad de eliminación una vez está sucio y de las peculiaridades de tu caballo.

Materiales para la cama

El material más común es la paja. Es barata, fácil de conseguir, cálida, sencilla de manejar y se composta sin problemas, sirviendo luego como abono.

A los caballos suele gustarles. El problema es que a algunos les gusta demasiado y se la comen.

La de avena y cebada parece ser más apetitosa que la de trigo, así que puedes probar ésta última si tu caballo se come su cama.

Si no, elegir otro material o ponerle un bozal son dos opciones que puedes considerar.

Otro sustrato que se usa a menudo como cama para caballos es la viruta. No suelen comerla, y es también cálida y absorbente.

Es algo más complicado deshacerse de ella una vez está usada. Para caballos que se comen la paja y tienen que estar a dieta es mejor opción.

La turba es también una cama muy adecuada para caballos. Es muy práctica en jardinería, por lo que resulta fácil eliminarla cuando está sucia.

Es cómoda y cálida, y normalmente no se la comen. El problema es su elevado coste.

Si tu caballo es alérgico a la paja, por ejemplo, los recortes de papel también son una excelente opción como cama.

También compostan fácilmente y son muy absorbentes.  Es raro que se lo coman, y no sueltan polvo. Su único inconveniente es el elevado coste económico.

Limpieza de la cama

Una vez elegido el material, el procedimiento es sencillo.

Recoge todo el estiércol con ayuda de la pala y un capazo o mejor, una carretilla. Y llévalo al estercolero.

Amontona el material limpio a lo largo de las paredes.

Retira con ayuda de la pala o de una horca las partes de cama que estén húmedas de orina. De nuevo te lo llevas todo al estercolero.

Limpia el suelo y déjalo secar. Después recoloca la cama que habías dejado en las paredes y distribúyela por todo el box.

Si usas paja, usa la horca para acolcharla y voltearla , para que no queden zonas donde el material esté comprimido por los cascos del caballo.

Añade material nuevo de cama hasta completar un buen espesor por todo el box.

Lógicamente, cuantas más veces al día retires el estiércol, menos cama se estropeará y más fácil será este proceso.

Rutina modelo para la cuadra

Y aquí tienes una descripción de las distintas actividades con su correspondiente horario de una rutina de cuadra.

Lógicamente hay que adaptarla a las necesidades de tu caballo y a tu disponibilidad, pero como orientación puede resultarte útil.

8:00 AM

Atar al caballo. Examinarlo para comprobar que está  bien, sobre todo los cascos.

Limpiar restos de comida del comedero. Limpiar el bebedero. Si es automático, verificar que funciona. Si no lo es, llenar con agua limpia.

Retirar estiércol.

Poner forraje. Desatar al caballo.

9:00 AM

Atar al caballo.

Retirar estiércol.

Cepillar al caballo, limpiarle los cascos, ensillar y poner cabezada de monta.

Ejercicio.

10:30 AM

Atar al caballo. Quitar silla y cabezada de monta. Limpiar los cascos.

Pasar esponja por las zonas sudadas. Poner manta polar transpirable para que no se quede frío.

Soltarlo.

12:30 AM

Atar al caballo. Quitar estiércol.

Cambiar la manta por una seca o dejarlo sin manta si no hace frío.

Dar agua.

Soltarlo.

Dar heno y concentrado.

 

Chica atiende caballo en el establo

Tener un caballo en una cuadra supone revisarle con frecuencia para que esté sano y cómodo

14:00 PM

Revisar visualmente que está bien. Realizar mantenimiento y limpieza del equipo.

17:00 PM

Atarlo. Revisar y limpiar cascos.

Quitar estiércol. Remover, reponer y limpiar la cama.

Dar agua.

Dar heno y concentrado.

Soltarlo.

20:00 PM

Atar al caballo. Dar agua.

Retirar estiércol.

Dar heno.

Desatar. Dar concentrado si corresponde.

Como verás, tener un caballo estabulado sirve para lograr un buen control sobre su estado de salud, dieta, limpieza, etc., pero requiere de trabajo y dedicación varios veces al día, pues la cama y la comida deben controlarse regularmente para lograr los mejores resultados y que tu caballo esté sano y cómodo.

Si se alimenta con escasa frecuencia se favorece la aparición de vicios de cuadra.

Si se limpia solo una vez al día o  menos, seguramente se faciliten los problemas de cascos, e incluso lesiones de piel por el contacto prolongado del animal al tumbarse con la paja sucia.

Además, un caballo con una cama sucia o  insuficiente no descansa bien, y eso afectará a su carácter y su salud.

Por lo tanto hay que tomarse muy en serio estas rutinas.

Si no ves manera de dedicarle el tiempo suficiente, plantéate el darle a tu caballo acceso a prado todo el tiempo que sea posible, o contrata pupilaje (que alguien se ocupe de realizas regularmente estos trabajos).

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...