Las sillas para montar a caballo han evolucionado durante siglos para adaptarse a las distintas disciplinas ecuestres que existen en todo el mundo.

Por ello, aunque tienen ciertas partes comunes a todas ellas, las formas y aspectos de las sillas para caballo son realmente variadas. Las más elaboradas cuentan incluso con hermosos grabados y diseños muy atractivos.

Silla western

Partes de la montura para caballo

A continuación te contamos cuáles son las partes de una silla para montar, para qué tengas claro a qué se refieren en la hípica cuando hablan de este tema:

Armadura

Como su nombre indica, es el armazón sobre el que se construye la silla, el esqueleto de la misma.

Antiguamente solía ser de madera, lo cual resultaba pesado y rígido. Además implicaba que por la falta de flexibilidad no todas las sillas servían para todos los caballos, ya que hay muchas variantes en la anchura y estructura del dorso del animal.

Actualmente son de materiales sintéticos, más adaptables a distintos caballos, y también más ligeros y resistentes.

Asiento

Es la zona donde se coloca el jinete. Será más o menos profundo según el modelo de silla y la altura de borrenes.

Bastes o barras

Son las almohadas simétricas que se ven en la parte inferior de la silla.

El hueco que queda entre ambos bastes sirve para que la columna del caballo no contacte directamente con la silla.

Esta parte de la silla es muy importante. Es la parte que apoya sobre el dorso del caballo y que distribuye tu peso, de modo que una silla está bien ajustada cuando las dos barras apoyan por completo en el lomo del caballo, sin huecos.

Además dan comodidad a la silla y amortiguan el impacto del jinete sobre el dorso del caballo.

Antiguamente se rellenaban de paja o de pelo, que con el tiempo iba cediendo y obligaba a rellenarlos de nuevo cada vez que ocurría.

En la actualidad se opta más por rellenos sintéticos como goma espuma o látex, que soportan mejor la deformación sin perder volumen, por lo que no se hace necesario retocarlos.

Faldones

Los faldones son las piezas de cuero que van a los lados de la silla. Cubren los latiguillos y evitan el rozamiento de las piernas del jinete contra el costado del caballo.

Su tamaño y forma varía en cada tipo de silla.

Rodillera

Es la parte que queda por delante del faldón, sobresaliendo y limitando el avance de la pierna, y que sirve de apoyo a la rodilla del jinete.

También ayuda a mantener una posición correcta sobre la silla.

Latiguillos

Se llaman así las correas colocadas bajo los faldones y que sirven para sujetar la cincha.

Cincha

La cincha es la correa que rodea el tórax del caballo y que sujeta la silla sobre el dorso del animal.

Aciones

Las dos correas que sujetan los estribos a la silla se conocen como aciones. Su longitud es regulable para adaptarse a la distinta altura de los jinetes.

Estribera

Está algo escondida, es la pieza que sujeta las aciones a la silla. Hay modelos abiertos que impiden que el jinete se quede enganchado en los estribos en una caída, y modelos cerrados.

Si la silla tiene éstos últimos, es aconsejable usar estribos de seguridad. Así, en caso de caída, será el estribo el que se abra y libere el pie del jinete, evitando que sea arrastrado por el animal.

Estribos

Es el nombre que reciben las piezas que se encuentran al final de las acciones y que sirven para apoyar los pies del jinete.

Hay muchos modelos según el tipo de silla o de trabajo a realizar.

Los estribos de seguridad llevan una parte móvil o de material fácil de romper, para que liberen el pie en caso de caída con enganche en el estribo. Se evita así ser arrastrados por el caballo.

Los estribos de seguridad son los más aconsejables si eres novato.

Borrén delantero

Con ese nombre se designa a la pieza que sobresale (más o menos según el modelo de silla) en la parte delantera del asiento.

También se puede llamar perilla o pomo/cuerno (si es muy prominente).

Borrén trasero

Es la pieza que sobresale en la parte trasera del asiento. En sillas donde es muy acentuado se conoce también como concha.

Zalea

Es el nombre que recibe la cubierta de borreguito que se coloca sobre la silla española.

En esta imagen te señalamos las partes visibles de una silla de montar inglesa, para ayudarte a entender mejor los conceptos descritos en el artículo.

Y si te fijas, verás que las sillas llevan una serie de anillas metálicas en la parte delantera y trasera.

¿Y para qué sirven?.

Pues puedes usarlas para fijar unas alforjas, por ejemplo.

Pero su utilidad principal es sujetar en ellas distintos accesorios que fijan la silla al lugar preciso en el dorso del caballo.

Debido a que algunos caballos tienen una anatomía dorsal que facilita el deslizamiento hacia delante o hacia atrás de la silla, existen correas que la fijan en su sitio.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votes, average: 3,38 out of 5)
Cargando...